Dolor de huesos y articulaciones: El remedio más poderoso que existe!

La verdad es que si existe algo bien doloroso son los procesos inflamatorios en los huesos y articulaciones, los cuales pueden tener origen en enfermedades crónicas o lesiones post traumáticas. Es importante atacar estas molestias que con el tiempo, comienzan a afectar a otros órganos del cuerpo.

Y es que no solo hablamos del dolor, sino también de la incapacidad que acarrean estas enfermedades con el  pasar del tiempo, limitando nuestra actividad y restándonos la posibilidad de participar en todo aquello que implique moverse.

No obstante, frecuentemente para contrarrestar los efectos del dolor, solemos recurrir a prácticas como tomar baños tibios, actividad física y masajes, pero cuando esto no es suficiente, debemos echar mano de medicamentos, los cuales pueden ser antiinflamatorios muy fuertes que afectan el aparato digestivo y al final termina siendo peor el remedio que la enfermedad.

De modo que una buena pregunta sería, ¿por qué no utilizar un remedio natural y casero que nos ayudará a aliviar el dolor? En este batido se unen varios ingredientes naturales como el jengibre, que es un poderoso antiinflamatorio, o la zanahoria que favorece los huesos y las articulaciones.

Sí, simplemente necesitarás los siguientes ingrediente: 5 a 6 zanahorias medianas, 1/2 cucharadita de pimienta negra, 2 cm de raíz de jengibre fresca y 1 cm de raíz de cúrcuma o 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.

Preparación:

Pues para la preparación del mismo, lo primero que tienes que hacer es limpiar las zanahorias y rallar el jengibre y la cúrcuma. Licuar todos los ingredientes hasta que la preparación quede bien integrada. Toma 50ml de la preparación y agrégale agua hasta que sea bebible. Bebe la preparación por completo, ya diluida. Además, puedes tomarla un rato antes de cada comida.

Otras hierbas que ayudan con el dolor articular:

– Cola de caballo

– Té de ortiga

COMPARTIR EN: