Regenera nuestras articulaciones, rodillas y cadera con este maravilloso remedio casero

La osteoartritis o artrosis como la conocemos habitualmente sobreviene cuando nuestros  cartílagos se desgastan. Los cartílagos van actúando como amortiguadores entre los huesos y permiten que estos se articulen de manera suave unos contra otros.

Cuando se produce este desgaste

los huesos ya no tienen cómo separarse y comienzan a rozarse entre sí, y esto es lo que provoca el dolor, la inflamación e impide los movimientos habituales.

Con el paso del tiempo, las articulaciones comienzan a deformarse, cambian su aspecto y en algunos casos se desarrollan espolones a su alrededor.

Los pedazos de hueso que pueden desprenderse suelen quedar incrustados en ese espacio libre que deja la articulación gastada provocando más dolor.

COMPARTIR EN: